los 10 mejores destinos para viajeros de más de 50 años

Las has visto en decenas de películas italianas…

Y seguramente incluso, ¡en tus sueños!

Te estoy hablando de las verdes y ondulantes colinas de la Toscana…

Con sus campos de girasoles…

Salpicadas de torres y aldeas centenarias.

Elementos inconfundibles que han convertido a la Toscana italiana en uno de los destinos turísticos más prestigiosos en todo el mundo desde finales del siglo XIX.

Sin embargo, hoy en día, muchos viajeros (como nuestra comunidad Nomad@50) al seleccionar sus destinos incluyen otro factor en la ecuación, un factor que hace 10-15 años, apenas se tenía en cuenta: el medio ambiente.

Para viajero/as como nosotro/as, eso son buenas noticias, aunque la triste verdad es que la mayoría de nosotros aún no tenemos conciencia del impacto que nuestra presencia puede llegar a tener en el destino elegido.

Si continuamos exponiendo nuestro planeta a los efectos del turismo masivo y a los efectos de un turista que no respeta el ecosistema local, pocos destinos van a poder soportar tales presiones.

Italia, sin ir más lejos, presenta ejemplos claros de cómo el turismo intrusivo puede afectar negativamente a un destino.

Venecia, el más obvio de todos.

Los efectos de la masificación turística en Venecia son ahora prácticamente irreversibles.

A Venecia llegan aproximadamente 20 millones de turistas anuales quienes tienen que ser gestionados por una población local de 60,000 personas.

Ya lo decía el autor estadounidense Henry James hace ya más de un siglo: «Aunque hay algunas cosas desagradables en Venecia, no hay nada tan desagradable como los visitantes».

Hace décadas que los conservacionistas nos advierten sobre el impacto del turismo masivo en la ciudad.

Además de los efectos ambientales obvios, como la contaminación del agua, los desechos excesivos y la destrucción del patrimonio artístico, los turistas en gran número también están haciendo subir los precios de los bienes raíces a medida que los palazzi se compran y se convierten en alojamientos turísticos.

Los venecianos nativos se ven obligados a desplazarse al continente y la ciudad se ha convertido en un museo que satisface los caprichos de todos los turistas.

¿Otro ejemplo?

La preciosa población de San Gimignano en la Toscana: una ciudad medieval amurallada sorprendentemente muy bien conservada que alberga a tan solo 7,000 residentes que ahora tienen que atender a 3 millones de visitantes cada año.

Para que los esfuerzos locales por crear una industria turística sostenible tengan éxito, es imprescindible que los turistas actúen con respeto, especialmente en áreas altamente visitadas como Italia.

El turismo tiene que aprender a ser lo menos intrusivo posible.

Evidentemente, aquí la educación juega un papel fundamental.

Pero, también es importante que las entidades locales se comprometan a apoyar e implementar prácticas ambientales diversas.

El periodismo de investigación ha revelado que el sistema de reciclaje en Roma no es nada eficaz.

Y que, las plantas de tratamiento de aguas residuales solo han comenzado a brotar alrededor de Milán en la última década para evitar que los residuos acabasen en el río Po, como lo habían hecho siempre.

Es necesario que se establezcan regulaciones que eviten lo que ahora se conoce como “lavado verde”, una práctica acuñada en 1986 por el ambientalista neoyorquino Jay Westervelt en un ensayo sobre el hábito de la industria hotelera de colocar cartelitos en cada habitación promoviendo la reutilización de toallas para «salvar el medio ambiente».

Como Estervelt señalaba, los hoteles acaban por invertir más en promover su etiqueta ecológica que en estrategias y acciones ecológicamente racionales.

Lo que sí que es cierto es que, en Italia se ha hecho un esfuerzo considerable en proteger los recursos de un país donde los ingresos turísticos forman una parte tan importante de la economía nacional.

De hecho, a la Toscana rural se le atribuye el liderazgo del turismo sostenible, y muchos hoteles en Florencia, Siena y otras ciudades de la región, así como también agriturismi de alto nivel en zonas rurales, han estandarizado prácticas ecológicas muy importantes.

Algunas propiedades usan solo materiales naturales en la restauración de sus proyectos.

Otras utilizan solo energía sostenible.

Otras reciclan el agua de lluvia.

Otras eligen materiales de construcción y métodos que reducen el uso de energía en invierno.

Algunos propietarios mantienen un jardín orgánico en casa (con todo lo que conlleva, como evitar los costos de transporte y gasolina).

Otros usan productos de limpieza estrictamente naturales en sus instalaciones.

Pero, por lo general, la mayoría de ellos cumple con prácticas ecológicas estándar como reutilizar toallas y sábanas, instalar inodoros de bajo flujo, proporcionar cestas/contenedores para recicladores en la habitación de huéspedes para periódicos, papel blanco, productos de vidrio, latas de aluminio, cartón y plásticos y usar detergentes respectuosos de nuestro planeta.

La comida que se ofrece en la mayoría de los restaurantes en el centro de Italia generalmente proviene directamente de las granjas locales, evitando así la consumición de aditivos alimentarios e ingredientes tóxicos.

Las ciudades y las provincias también presión continuamente al gobierno para crear más rutas ciclistas interurbanas que conecten los diversos puntos turísticos en La Toscana.

Aún y así, se podría hacer mucho más para proteger este privilegiado rincón de nuestro planeta.

 

¿Qué se podría hacer para porteger a La Toscana?

Es cierto que para las familias que viajan con niños y equipaje es mucho más fácil moverse en coche por los diferentes pueblecitos de la Toscana y Umbría.

Pero ¿sabes lo que eso representa para el medio ambiente de esta región?

Piensa que en 2017, La Toscana sola recibió 100 millones de turistas.

Divide ese número por un promedio de cuatro pasajeros por coche y verás que estamos hablando de 25,000,000 de coches circulando por las carreteras de la Toscana.

¿Y no crees que a los peques les encantaría una experiencia en autobuses y trenes locales?

Poco conveniente, lo sé.

Pero es importante pensar en el impacto que nuestra presencia (y la de otros 99,999,999 turistas) va a tener en las zonas por las que viajamos.

Si te ha sido imposible viajar con los más peques de la casa en transporte público, ahora puedes hacerlo como Nomad@50.

Es una manera maravillosa de formar parte de las comunidades locales, conocer la verdadera Toscana a tu aire y a tu ritmo, y contribuir en la protección de su incomparable medio ambiente.

¿Qué el transporte público no es una opción para ti y tu familia por los motivos que sea?

Reutiliza las toallas en el hotel.

Muévete en bicicleta.

Desecha la basura y los materiales reciclables en los contenedores apropiados de color blanco y azul de la región.

Come productos cultivados localmente.

Y olvidad de comprar botellas de agua cada día, ¡bebe agua del grifo! ¡En la Italia central está riquísima!

 

Agriturismo en la Italia Central

Una de las mejores opciones a tu disposición al viajar en tus 50, es disfrutar del relax que te ofrecen los alojamientos turísticos calificados como Agroturismo.

El agroturismo suele ser una granja funcional que ha convertido algunas de sus habitaciones en alojamientos para huéspedes.

Pero ¡cuidado! que para ser un verdadero agroturismo, la granja debe demostrar que gana más dinero con las actividades agrícolas que con el alquiler de las habitaciones.

Los huéspedes deben también tener acceso a los productos que se cultivan en la granja como el aceite de oliva, vino, frutas, verduras, etc.

El objetivo de este tipo de turismo es darle protagonismo a la economía local, los platos regionales y la comida de temporada en un entorno rural y pintoresco.

Si la propiedad no cumple estas condiciones, no pertenece estrictamente a la categoría de Agriturismo, y simplemente son casas de campo, Bead & Breakfast u otro tipo de alojamientos rurales.

 

¿Dónde puedes reservar tu estancia en un Agriturismo?

Desde Booking.com o dirigiéndote directamente a las propiedades que más te interesen.

Aquí tienes algunos ejemplos:

Agriturismo Casale Dello Sparviero

Alojamiento disponible: Apartamentos de dos habitaciones

Teléfono: +39 0577 743228

Población más cercana: Poggibonsi

Agriturismo Cerreto

Alojamiento disponible: Habitaciones dobles y apartamentos de dos/tres habitaciones con mini cocinas

Teléfono: +39 0578 749121


Población más cercana: Pienza

Agriturismo Macinatico

Alojamiento disponible: Apartamentos de Dos/Tres/Cuatro/Cinco Habitaciones

Teléfono: +39 338 885 0426

Población más cercana: San Gimignano

Castello Di Gabbiano

Alojamiento dispoible: Habitaciones dobles, Suites, y apartamentos de dos habitaciones

Teléfono: +39 055 821053

Población más cercana: Mercatale Val Di Pesa

Castello La Leccia

Alojamiento disponible: Habitaciones dobles Clásicas/Superior/Deluxe

Teléfono: +39 0577 743148


Población más cercana: Castellina in Chianti

Castello Vicchiomaggio

Alojamiento disponible: Apartamentos de Una/Dos habitaciones, Suite familiar de hasta 5 personas
Teléfono: +39 055 854078

Población más cercana: Greve in Chianti

Fattoria Di Pancole

Alojamiento disponible: Apartamentos de Una/Dos Habitaciones para hasta 5 personas

Teléfono: +39 0577 955078

Población más cercana: San Gimignano