La Real Academia de la Danza en el Reino Unido crea una sección a la que llama “Silver Swans”, los Cisnes de Plata.

¿Quién la compone?

Personas de más de 50 años, como tú y yo.

En Escocia, otro conocido grupo de danza (Scottish Ballet’s Regenerate Group) organiza una producción del Lago del Cisne con personas mayores de todas las clases sociales.

En los Estados Unidos, los centros comunitarios locales empiezan a ofrecer clases de ballet para personas mayores.

Yo misma, aquí en Australia, voy a clases de ballet (“danza de barra”) le llaman aquí, en mi gimnasio, y ¡salgo más que contenta que la una!

¿Qué está pasando?

¿Vamos a tener que recuperar nuestros tutús y zapatillas de punta de pequeñas?

¡Ya me gustaría! ¿A ti no?

Pero, no hace falta.

Lo que sí que es cierto es que diversos estudios están empezando a demostrar los muchos beneficios que el ballet aporta a las personas de nuestra edad.

 

¿Por qué a tus 50 deberías empezar a hacer (o a retomar) ballet?

El grupo australiano de danza Queensland Ballet en colaboración con la Universidad de Tecnología de Queensland (QUT) publicaron hace cerca de dos años los resultados de un proyecto conjunto que analiza los beneficios que el ballet tiene en la salud y bienestar de las personas mayores.

El proyecto duró tres meses y los participantes tuvieron que asistir a tan solo 10 clases de ballet.

¿Los resultados?

¡Increíbles y solo con diez clases!

Niveles más altos de energía, mayor flexibilidad, mejor postura y una sensación muy importante de superación.

También se sentían más felices y disfrutaban de la sensación de comunidad y amistad.

El psicólogo de la actuación y ex bailarín de ballet profesional, Profesor Gene Moyle, de la Facultad de Industrias Creativas de QUT, afirma que el movimiento, ya sea la danza u otras formas de ejercicio (¡incluido el viajar a los 50+!), era clave para mejorar el proceso de envejecimiento.

«Los beneficios físicos del movimiento y la danza en cuerpos mayores están bien documentados y nuestro proyecto refuerza estos hallazgos. Sin embargo, también destaca la alegría y los beneficios que las conexiones sociales que comporta la danza pueden aportar a la vida de las personas. ¡Algunos de los participantes salían de las clases positivamente eufóricos!”.

(¡Yo salgo positivamente eufórica!)

 

Entonces, ¿cuáles son los beneficios reales del ballet para adultos?

 

Ballet para mayores de 50

1. Desarrollarás fuerza

Practicar ballet con regularidad puede darte tanta fuerza como entrenar con pesas pequeñas.

El aumento gradual de la fuerza hará que tus movimientos sean más fluidos y que incluso las pequeñas acciones de tu día a día sean más fáciles.

 

2. Desarrollarás resistencia cardiovascular

¡Y como Nomad@50 te vendrá de perlas para recorrer mundo!

Porque el ballet te hará sentirte tan en forma, que podrás hacer cosas que antes te costaban (como subir escaleras) con bastante facilidad.

 

3. Mejorarás tu coordinación

Combinar los beneficios en tu postura, abdominales, y estabilizadores del ballet, tiene un efecto secundario: tu coordinación mejora.

Verás que tienes mucho mayor control sobre tu cuerpo y de tus movimientos.

 

4. Aumentarás tu flexibilidad

Como sabes, gran parte de los ejercicios de ballet están dedicados al estiramiento.

La consecuencia lógica es que tu flexibilidad mejore considerablemente.

 

5. Mejorarás tu postura

Cada movimiento que haces en ballet tienes que pensar en mantener una postura correcta.

Muchos participantes adultos en clases ballet afirman mejorar su postura a consecuencia de los aumentos no solo en su fuerza abdominal, sino también a consecuencia de la concienciación que tienen sobre su postura.

¡No vas a parar de corregir tu postura cuando estés frente a un ordenador o sentado en cualquier lugar!

 

6. Aumentarás tus niveles de energía

Como cualquier otro tipo de ejercicio, el ballet libera endorfinas.

¡Y todos sabemos lo poderosas que son estas hormonas!

Te van a hacerte sentir mejor, ¡sí o sí!

 

7. Se producirá un desarrollo cognitivo

Muchos participantes afirman sentir “mayor nitidez en su función cognitiva”.

Algunos estudios incluso muestran que la danza puede retardar o prevenir el Alzheimer.

Probablemente esto se deba al procesamiento mental que se debe realizar en clase.

Aprender coreografías…

Mantener el equilibrio…

Activar la coordinación…

¡Todo eso nos obliga a usar partes de nuestro cerebro que seguramente no hemos usado en mucho tiempo!

Además, la concentración profunda necesaria para recordar las posiciones y coreografías del ballet despeja la mente, de la misma manera que lo haría con la meditación.

 

8. Perderás peso y mejorarás tu imagen corporal

El ballet es un ejercicio muy completo que, como sabes, combina estiramientos con movimientos muy concentrados.

Eso “tritura” el exceso de grasa y mejora considerablemente el tono muscular.

¿Y cuál es la consecuencia de que te sientas mejor?

Que te sientes más confiado/a en ti mismo/a, en tus habilidades y en tu cuerpo: ¡incluso a los 50, 60, 70 o más!

¿Y eso qué te permite?

¡Probar cosas nuevas, atreverte con todo y recorrer mundo con confianza y energía!