Habrás oído decir que Eslovenia es uno de los secretos mejores guardados de Europa.

Y que las multitudes aún no han descubierto esta pequeña joya de la Europa Central…

Hasta que llegas al increíblemente encantador Lago Bled, a tan solo 55 km de Ljubljana, la capital del país, un buen fin de semana de julio o agosto y ¡tienes que pelearte con los otros miles de turistas que han tenido la misma brillante idea que tú!

Pero, afortunadamente, ahí queda la cosa.

Generalmente.

El turismo internacional aún no ha descubierto la incomparable belleza más allá de la capital Eslovenia y el Lago Bled.

¿Y tú sabes la cantidad de poblaciones que parece que salgan de un cuento de hadas que tiene este país?

Sí, ¡Ljubljana es mágica!

¡Y el Lago Bled, de ensueño si puedes viajar a partir de octubre hasta mayo antes de que empiece a llegar el turismo juvenil!

Pero, una vez hayas hecho las paradas obligatorias, sigue con hacia los destinos desconocidos que comparto a continuación.

Estoy segura de que, como buen viajero/a 50+ vas a saber apreciar la historia, la cultura y el indescriptible entorno natural de estos pequeños enclaves eslovenos.

Aquí los tienes:

 

Smartno

Smartno, Slovenia

 

Šmartno es objetivamente uno de los lugares más bellos de Eslovenia.

Te garantizo que te enamorarás de esta pequeña ciudad fortificada en la cima de una pequeña colina que se impone sobre la frontera italiana, en la región vinícola de Gorica.

Las casas se construyeron alrededor de la iglesia barroca de San Martín donde aún hoy puedes disfrutar de los maravillosos frescos del artista esloveno Tone Kralj.

Alrededor de la iglesia y dentro de la fortificación medieval, se abre un mundo de callejones con adoquines, casas que se remontan al siglo XII, cafés, bares (en los que una copa de vino te va a costar 1€, ¡detalle muy importante!), galerías de arte…

Y, sobre todo, muchísima tranquilidad.

Podrás también visitar una casa típica de la región de «Brda» en forma de museo. No te pierdas el fascinante documental que describe la vida en Brda durante la época comunista.

¿Otro motivo para viajar hasta Šmartno?

Su cultura vinícola.

El vino en esta región es tan bueno como el vino italiano al otro lado de la frontera, aunque mucho menos costoso.

Además, podrás disfrutarlo en uno des sus muchos y muy pintorescos locales.

Una experiencia inmejorable.

¿Que te enamoras y quieres pasar una temporadita aquí?

Tienes el punto de partida perfecto para explorar la región noreste de Italia y el oeste de Eslovenia, la región de Zahodna Slovenija y los maravillosos paisajes que proporcionan la sierra Karst, sus densos bosques y las muchas sorpresas gastronómicas de la zona.

 

Dovje – Mojstrana

 

Dovje - Mojstrana, Eslovenia

 

Los pueblos hermanos de Dovje y Mojstrana se asientan en uno de los enclaves más impresionantes de Eslovenia: a orills opuestas del río Sava, punto de partida ideal para explorar los Alpes Julianos y las montañas Karvanke.

A pesar de su cercanía, Dovje- Mojstrana tienen una personalidad muy distinta.

Mojstrana tomó forma en el siglo XIV cuando allí comenzaron a desarrollarse los oficios de la minería y la ferretería.

Ahora, se la conoce como punto de partida hacia el corazón de los Alpes Julianos y al pico más alto de Eslovenia, el monte Triglav.

Dovje, por otro lado, se encarama bajo el lado escarpado de las montañas Karavanke.

Su historia y tradición agrícola en forma de terrazas sobre el valle, se remonta a hace unos 1.000 años.

Pero, la belleza principal de esta tranquila población, se encuentra en el acceso que esta proporciona a la naturaleza circundante en el Parque Nacional Triglav: sus dramáticas cimas, cascadas y el zigzag del vibrante río Soca.

Dovje – Mojstrana se encuentran a aproximadamente una hora en coche de otros destinos tan conocidos como Lake Bled y la Garganta Vintgar sobre el río Radovna.

 

Medana

 

Medana, Eslovenia

 

Medana es un pueblecito encantador en las colinas de Gorizia (Goriška Brda), una de las regiones vinícolas de mayor renombre de Eslovenia.

Escondida aún del turismo de masas internacional, pero muy popular entre los eslovenos como escapada de fin de semana o parada obligatoria en el camino hacia Italia o Soča, a Medana se la conoce por su maravilloso entorno y las impresionantes vistas al campo.

De hecho, ¡vas a crear que estás en la Toscana italiana menos los turistas!

En las últimas décadas se ha desarrollado el ecoturismo con potencia.

En Medana podrás comprar sabrosos productos orgánicos de cosecha propia y especialidades locales en la mayoría de las bodegas y restaurantes de la zona.

Pero, otro de los motivos principales por los que visitar Medana, además de los largos paseos por los viñedos y el ciclismo a otros pueblos en las colinas circundantes, es la posibilidad de poder disfrutar de una experiencia de cata de vinos de calidad.

Con tranquilidad.

Si no te importan tanto las multitudes, los festivales de finales de verano son muy recomendables como celebración de la importancia del vino en la cultura y tradición de esta zona.

 

Koper – Piran

 

Koper - Piran, Eslovenia

 

Verdaderas bellezas adriáticas en el sudoeste de Eslovenia, y escalas para muchos de los cruceros que recorren las aguas del sur de Europa, los pueblecitos de Koper – Piran son una parada muy recomendada en tu ruta Nomad@50 por este país.

Aunque, te tengo que avisar: tu primera impresión al llegar a Koper y pasar por las zonas industriales de la periferia puede que te deje un poco decepcionado/a.

Pero, su casco antiguo medieval es un encanto.

La Plaza Principal, Titov Trg. alberga el Palacio Pretorio, una maravillosa construcción veneciana del siglo XV, y la catedral de la Asunción de la Sagrada Virgen María: sube los 204 escalones de la torre y disfruta de las incomparables vistas de la población y del Adriático desde esta construcción romanica del siglo XII.

En Koper respirarás aires eslovenos, italianos y croatas, por su proximidad a estos dos países.

Descubrirás esta mezcla tanto en sus estrechos callejones, en su arquitectura, ¡e incluso en su gastronomía!

Si viajas en transporte público, te recomiendo una salida en autobús de unos treinta minutos a Piran, otro puerto encantador en el Adriático.

En coche, son 25 minutos recorriendo la costa y sus bellísimos pueblos.

Eso sí, vas a tener que aparcar fuera del pueblo en uno de los aparcamientos públicos y caminar unos 15 minutos hasta llegar al centro.

Y cuando llegues, ¡prepárate a sorprenderte!

¡Esta sí que es una de las joyas mejor escondidas de Europa!

En la Plaza Tartini, la plaza principal de Piran, descubrirás los muchos edificios del vibrante y colorido estilo renacentista, consecuencia de los casi 500 años de dominio veneciano…

Tómate tu tiempo, disfruta del encanto de sus callejuelas, que parecen detenidas en el tiempo, y que finalmente se abrirán ante el puerto de Piran y las cristalinas aguas del Adriático.

Desde la Catedral de San Jorge, situada en un pequeño promontorio, podrás también disfrutar de una paz incomparable y unas vistas extraordinarias de Piran y la Bahía de Trieste.

¿Que no te conformas con esas vistas?

Sube al campanario de la iglesia.

Son solo 146 escalones hasta arriba.

Pero merecen la pena: ¡en un buen día las vistas incluso se extienden hasta Venecia!

O recorre las murallas que bordean la población y que fueron construidas en el siglo X para protegerla contra las muchas amenazas a las que estaba expuesta, sobre todo la provocada por el imperio turco.

Koper y Piran está a unas tres horas de Ljubljana en transporte público.

 

Radovljica

 

Radovljica, Eslovenia

 

O dulce Radovljica, como la llaman los locales, por su extraordinaria belleza, pero también por ser la capital del chocolate y la miel eslovenas.

Una encantadora población que las rutas turísticas suelen pasar por alto, pero que ¡es como un museo al aire libre!

Además del único foso de agua medieval en toda Estonia, te pasees por donde te pasees en Radovljica, descubrirás callejones, edificios, palacios y museos. Todo ello, enmarcado en las espléndidas vistas del valle y de la imponente cordillera Karawanks.

El casco antiguo de Radovljica es una de las estructuras de la ciudad mejor conservadas de Eslovenia, con edificios que se remontan a los siglos XV y XVI:

La Mansión Radovljica: una mansión bellamente renovada con un salón barroco, donde se celebran conciertos, recepciones, bodas y otros eventos.

La Galería de Arte Šivec House: uno de los mejores ejemplos de arquitectura urbana del gótico tardío en Eslovenia, con una interesante galería de arte.

El Museo de la Apicultura: representación de la rica historia de la tradición apícola eslovena (ubicado en el primer piso de la Mansión Radovljica).

¡Y el museo y taller de Pan de Jenjibre!

Radovljica es también el punto de partida de un sinfín de rutas de senderismo o ciclismo por la región.

¡Ideal para perderse en los bucólicos paisajes de la región de la Alta Carniola!

 

Kanal

 

Kanal, Eslovenia

 

Y hablando de paisajes bucólicos… Kanal.

Otra inesperada maravilla al oeste de Eslovenia, atravesada por las aguas esmeraldas del río Soca.

De hecho, el Valle del río Soča fue el primer destino en Eslovenia al que se le otorgó el título de Destino Europeo de Excelencia (EDEN) gracias a su labor por promover y desarrollar el turismo sostenible en esta zona.

Este bellísimo valle fue testigo de los atroces acontecimientos de la Primera Guerra Mundial, historias que quedan reflejadas en el Camino de la Paz que se ha construido bordeando el río Soca.

Kanal tiene tres puentes principales, uno de ellos de origen romano.

Desde el puente de 17 metros se lanzan los valientes saltadores cada agosto, atrayendo a multitud de turistas locales y extranjeros.

Pero, pasada esa tradición estival, Kanal recupera su tranquilidad y podrás visitar su rico patrimonio cultural, sus coloridas casas, sus encantadores cafés, y el maravilloso entorno natural que la rodea.

 

Jeruzalem

 

Jeruzalem, Eslovenia

 

Ubicada al noreste de Eslovenia (cerca de la frontera entre Croacia y Austria), Jeruzalem es una población hechizante.

¡Siglos hace que hechiza esta zona a los visitantes!

De hecho, cuenta la leyenda que un grupo de cruzados que se dirigían a Tierra Sagrada decidieron reposar en una de las colinas más bellas que habían visto en su vida.

En pocas horas se enamoraron de la hospitalidad de los locales y del vino y los placeres gastronómicos que estos les ofrecían… ¡y se olvidaron por completo de su viaje para quedarse a vivir en esta región eslovena.

Así que, ¡cuidado!

¡Estás avisado/a!

Porque el Jeruzalem de hoy sigue siendo uno de los lugares más mágicos de Estonia, por su amable gente, por su historia, por las maravillosas vistas a los viñedos…

Y por su encantador entorno natural.

¡Incluso conservan un pequeño ferry de madera con el que cruzar el río Mura no muy lejos del pueblo!

 

Ptuj

 

Ptuj, Eslovenia

 

La población de Ptuj, un enclave bellísimo en la región al noreste de Eslovenia de Podravska, data de la Edad de Piedra.

Parece ser que Ptuj alcanzó su mayor prosperidad durante la época del Imperio Romano.

Pero desde el año 450, cuando Ptuj fue saqueada por los hunos, la población ha pasado por manos de ávaro, eslavos, francos, austríacos, y saqueada e incendiada durante las Guerras Turcas del siglo XVIII.

La Alemania Nazi también dejó su huella en Ptuj y en 1941 deportó a la población eslovena, repoblándola con alemanes del Tirol y de Gottschee. Al finalizar la guerra, la población alemana fue deportada a Austria y a los Estados Unidos.

Hoy, la población de Ptuj es casi exclusivamente eslovena.

Como imaginarás, el casco antiguo refleja la turbulenta historia de la ciudad: su arquitectura, sus palacios, castillos, iglesias, callejones adoquinados, plazas antiguas, monumentos, torreones…

Te recomiendo también, a poca distancia de Ptuj, los dos increíbles Santuarios de Mitra.

¿Que qué es Mitra?

Mitra es una divinidad de origen probablemente persa, centro del culto de muchos soldados durante el Imperio Romano que, como te imaginarás la ilegalizó en el año 391.

Aún y así, el mitraísmo se extendió por Europa y Ptuj se convirtió en uno de sus centros religiosos más grandes.

Los dos santuarios que aún permanecen en pie están en condiciones magníficas, y nos ofrecen una rara oportunidad de conocer mejor esta misteriosa religión que se basaba en la transmisión oral y ritual de iniciado a iniciado, y no en un cuerpo de escrituras sagradas.

Como los adeptos estaban obligados a mantener en secreto los rituales, apenas existe documentación sobre el mitraísmo, y por eso estos templos son tan valiosos.

 

Y aquí las tienes 🙂

Las diez poblaciones en Eslovenia que sé que como buen viajero 50+ vas a disfrutar muchísimo.

Comparto el secreto porque sé que está en buenas manos y vas a saber apreciarlo y cuidarlo como se merece.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *