Tere, por favor, ¿escribir un blog?

¿Para qué?

¿Para llenar el internet con más contenido innecesario?

¡Menuda pérdida de tiempo!

 

¿Es eso lo que estás pensando?

Como podrás imaginar, si no te importa, voy a disentir.

Blogging sigue siendo la estrategia número uno utilizada por muchos profesionales hoy en día para demostrar su autoridad y conocimiento en su campo de especialización y convertirse en lo que se conoce como un «influencer» (¡aunque no todos los influencers tienen conocimiento sobre lo que escriben!).

Vale, puede que no tengas tiempo (¿en serio no puedes encontrar una o dos horas a la semana?)…

O puede que no tengas ningún interés  en crear un blog de éxito…

Pero, con todo ese conocimiento y experiencia que tienes acumulados, publicar y compartir artículos sobre un tema que domines o que te apasione, puede abrirte muchas puertas.

Y muy inesperadas.

¡Puertas que puedes ir abriendo mientras viajas y descubre nuevos lugares!

 

Escribir un blog a tus 50 puede ser una fuente de ingresos importante. ¿No me crees?

 

¿Cómo? ¿Que ya no tienes años para andar blogueando?

¡No quiero oír ese tipo de negativas!

¿Que te vas a perder con tanta tecnología?

No lo creo, y ¡menos si vas bien acompañado/a!

Recuerda que aunque tú y yo no seamos «nativos digitales» (un término acuñado por el autor estadounidense Marc Prensky en 2001) y que no creciésemos con Internet, se ha demostrado que nuestra generación constituye un tercio de todos los usuarios de Internet.

Un estudio que Google llevó a cabo sobre más de 6,000 “baby boomers” y adultos mayores confirmó que:

•         El 78% de aquellos nacidos entre 1955 -1965, y el 52% de los adultos nacidos antes de 1955 están en línea.

•         Los dos grupos pasan un promedio de 19 horas en Internet cada semana, más que con la TV, la radio, las revistas y los periódicos.

•         El 71% de los nacidos entre 1955 -1965 y el 59% por ciento de los adultos nacidos antes de 1955 usan al menos una red social diariamente (la más popular es Facebook, pero se denota un cambio de preferencia hacia Instagram).

•         El 82% de los nacidos entre 1955-1965 usan Google para obtener información sobre un tema de interés y compartir sus opiniones con familiares y amigos.

De acuerdo, no somos nativos digitales.

Posiblemente seamos lo que Olivery Koy, de la CNN, llamar «inmigrantes digitales«, «Una reliquia de un tiempo anterior… Antiguos colonos de otro mundo, que han vivido en la era analógica y han emigrado al mundo digital».

Y sí, es cierto que la diferencia entre el nativo y el inmigrante va más allá de la velocidad con la que tecleamos un ordenador o la precisión con la que escribimos en un móvil.

Puede ser, como muchos sugieren, que incluso procesemos la información de manera diferente (dicen que los inmigrantes digitales la procesamos de forma lineal en lugar de cambiar de contenido a contenido a velocidades rapidísimas como lo hacen los nativos).

Pero, ¿y qué?

Todavía tenemos mucho que ofrecer.

Además….

 

La brecha digital generacional se está reduciendo.

En muchos lugares.

Ahora sabemos que más de la mitad de la población mundial tiene presencia digital.

Es decir, más de 4,9 mil millones de usuarios.

Nosotro/as, aventurero/as 50+ representamos un 5% de 4,9 mil millones.

Es decir, somos 245.000.000 inmigrantes digitales en todo el mundo.

Súmale los 195.000.000 usuario/as de más de 50 años, y somos un total de 595.000.000 inmigrantes digitales que nos morimos de las ganas de leer lo que tú tienes que contar en tu nuevo blog.

¡E incluso puede que también captes la atencion de generaciones más jóvenes!

 

Escribir un blog a tus 50 puede ser una fuente de ingresos importante. ¿No me crees?

 

Así que, ¡no te cortes!

Di lo que tengas que decir.

Olvídate de los estereotipos, falsos mitos y opiniones no solicitadas y no deseadas.

Desde un punto de vista tecnológico, nunca ha sido tan fácil lanzar un blog.

Y aunque monetizarlo no está exento de desafíos, también es factible.

Para mí, a los 53.

Y para ti, sea cual sea tu edad.

 

¿Cómo haces que tu blog se convierta en una fuente de ingresos considerable?

Comunidad y Tráfico.

Dos de los combustibles principales de tus ingresos digitales.

Si consigues crear una comunidad que confie en ti, y por lo tanto, aumenta el tráfico de visitantes a tu blog, empiezas bien.

Más visitantes significan más clics, más ventas, más donaciones, más clientes potenciales, y más de lo que genere ingresos en tu blog.

Ahora, hay algo importantísimo que quiero que te repitas cada vez que te pongas delante del ordenador para escribir tu post:

Una cosa es tener tráfico, y la otra es tener Tráfico Cualificado

El primero te va a dar muchísimo bombo pero te sirve de poco a la hora de monetizar.

El segundo te va a dar muchísimo bombo y te aporta un lector interesado en tu oferta.

Lo mismo te sucedería si tuvieses una tienda física donde vendas equipamiento para jugar al tenis.

Ya puedes tener el local a reventar que como la multitud sea aficionada al fútbol, de poco te van a servir tantos visitantes.

 

Escribir un blog a tus 50 puede ser una fuente de ingresos importante. ¿No me crees?

Y, ¿cómo consigues que el tráfico cualificado llegue a tu blog?

De esto podriamos escribir un tratado, pero de momento, aquí tienes algunas ideas:

  • Escribiendo contenido estelar y original.
  • Escribiendo contenido que seduzca tanto a Google como a seres humanos (eso, te lo cuento con calma en otro artículo).
  • Siendo tú y nada más que tú. Está muy bien que te inspires en alguien a quien admiras, o en uno de los pioneros/as del sector. Pero no olvides que mostrar quién eres, es la mejor manera de establecer un tú a tú con tu lector, y de encontrar territorio común.
  • Centrándote en resolver los problemas de tus lectores. Pero, ¡cuidado! Nada de yo soy el líder y ¡tú no eres nadie! O, ¡yo soy fuerte y musculoso y tú todo lo contrario! Ni tampoco, ¡yo gano mucho dinero escribiendo y tú no tienes ni idea!No, no, aléjate de ese típico: yo lo he conseguido y tú no.

    Debes conocer a tu lector muy bien, para comprender a qué tipo de problemas se enfrentan y qué puedes aportar a su vida para hacerles sentir mejor.
  • Publicando en otros blogs como autor/a invitado/a. Al escribir en otro blog, te das a conocer a una audiencia interesada en tu área a la que no habías tenido acceso hasta ese momento.

Perfecto.

Esto está empezando a generar tráfico cualificado.

Pero ¿qué opciones tienes para convertir tu blog en una fuente sana de ingresos?

Opciones hay muchas.

No, ¡muchísimas!

Pero sobre todo, recuerda que un puede darte muchas satisfacciones, tanto monetarias como profesionales, ¡e incluso personales!

Por eso, quiero que te quites el sombrero de blogger, y te lo cambies por el de Experto.

Porque a partir de ahora, eres un mentor, un maestro, un empresario con muchísima experiencia en un sector determinado.

Y tienes mucho por ofrecer.

Vale, sombrero de experto en “modo ON”.

Y ahora, ¿cómo empiezas a ganar dinero con tu blog?

 1. A través de Anuncios

Tienes la opción de generar ingresos en tu blog publicando Anuncios de las siguientes empresas:

  • Google AdSense
  • Argenta/Q-Ads
  • Text Link Ads
  • Text Link Brokers
  • Y otras empresas privadas

 

2. A través de Afiliados

Jonathan Morrow, uno de los blogueros más populares del mundo anglosajón, recomienda que dejes los ingresos pasivos que te puedan aportar los anuncios del punto 1, y te centres en vender tus propios productos y servicios o a colaborar con afiliados.

¿Cómo funciona el sistema de afiliados?

Simplemente promocionas el producto o servicio de otra empresa en un artículo, o en algún otro espacio de tu blog.

Cuando un visitante hace clic en el enlace de tu afiliado y compra su producto (o completa la acción establecida por el visitante), tú ganas una comisión.

Hay una infinidad de Programas de Afiliados a los que puedes sumarte :

  • Amazon Associates
  • eBay Partners
  • ClickBank
  • Rakuten Marketing Affiliates
  • Commission Junction

Pero ¡cuidado!, que como el propio Flynn avisa:

No se generan ingresos pasivos de la noche a la mañana.

Escribir un blog y sacar provecho del mismo es una maratón.

Si eres esprínter, esto no va a funcionar.

Pocos se convierten en estrellas virales del mundo digital de la noche a la mañana.

Las cosas llevan su tiempo.

Tienes que ganarte la confianza de tu lector/a.

Así que, respira profundo, y ve paso a paso, como los buenos fondistas.

La clave es disfrutar de cada segundo.

Verás cómo llega el punto en la carrera en el que te sientes lo suficientemente cómodo/a para separarte del pelotón.

Y en ese momento, puedes pensar en:

 

3. Vender tus propios productos y servicios.

  • Puedes crear y vender Productos Digitales: Ebooks, guías, cursos, apps, plugins, dominios, talleres online, webinars, contenido Premium para VIPs,mentorias, etc.
  • Vender Productos Físicos: libros, productos hechos a mano, merchandising, etc.
  • Ofrecer Servicios: en este caso, dependerá de tus habilidades, pero puedes promover tus servicios como diseñador, editor de audio o video, desarrollador de apps, asistente virtual, gestor de redes sociales, copywriter, etc.
  • Enseñar lo que sabes de manera presencial: a través de charlas, seminarios, ponencias, talleres, etc.

 

¿Y te imaginas rondando este mundo con un blog sobre un tema que siempre te ha apasionado?

¡Yo lo estoy haciendo!

¡Y tú puedes también!

Sí, aunque seamos inmigrantes digitales.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *