Te está entrando el gusanillo.

Lo ves.

Llevas toda la vida trabajando.

Te has autoconvencido de que «Es lo que hay».

Hay que luchar para sacar a estos chico/as adelante, te has repetido una y otra vez.

Y sí, es cierto.

Pero ¿tienes que seguir siempre así?

Los chico/as son mayores ya y hacen la suya.

¿Y tus sueños?

¿Cuándo te jubiles?

¿Por qué?

¡Quién sabe cómo vas a sentirte entonces!

¿Por qué no tomarte un año sabático?

Empiezas a darle vueltas porque en el fondo sabes que es ahora o nunca.

Ha llegado el momento de pensar en ti.

En disfrutar de este mundo.

De deshacerte de las ligaduras de este sistema y recorrer tierras perdidas.

Pero…

Pero te preocupan las finanzas.

Si me tocase la lotería marchaba mañana mismo”, me dicen muchos amigos de más de 50 años de edad.

Y yo les digo, pues tienes una probabilidad de entre 14 millones para que te toque el premio mayor con la Lotería Primitiva. Uno entre 15 millones con el Cuponazo.

Posiblemente estés esperando hasta el día que te despidas de este mundo.

Yo, prefiero no arriesgarme.

¿Qué alternativas propones? me suelen decir.

Toma control de tu vida.

Aprovecha los muchos beneficios de la tecnología, para transformar tu vida y convertirte en un Nomad@50 en la medida que tú quieras.

Libérate de la mentalidad, “es lo que hay” y diseña la vida que tú quieres vivir en los cincuenta, sesenta, setenta y ¡más allá si puede ser!

Pero, vayamos a lo que te preocupa: las finanzas.

 

¿Cómo finanzas tu estilo de vida Nomad@50?

Para empezar, ten presente que cada uno/a de nosotro/s viajamos a nuestra manera, siguiendo nuestro estilo y nuestras preferencias.

 

Hombre en bicicleta ante un puente

 

Pero, el/la Nomada@50 es un viajero responsable y respetuoso/a consigo mismo/a, con las tierras que visitas y con las personas que se encuentra.

Eso, generalmente significa evitar excesos (¡aunque un capricho que otro está siempre permitido!) y viajar de manera lo más minimalista posible.

Con eso te estoy dando a entender que, el estilo de viaje que propongo…

El estilo de vida que propongo…

Puede ser fácilmente financiado si eres inteligente y aprovechas las herramientas a tu disposición hoy en día.

¿A qué herramientas me refiero?

A continuación comparto algunas de las opciones que tienes a tu disposición para transformar tu vida ya y convertir en realidad ese sueño que hace tantos años que tienes encerrado en un cajón.

 

Cómo financiar tus aventuras por el mundo cuanto tienes más de 50 años.

1. House sitting o Pet sitting

Es decir, te quedas en casa de una persona/familia en otro país mientras ellos viajan y les ayudas a cuidar de sus mascotas, a regar sus plantas o cualquier otra tarea hogareña.

Ellos tienen la garantía de que su casa va a estar en buenas manos, y tú tienes el alojamiento pagado.

¿Cómo consigues este tipo de tratos?

Dirígete a plataformas como: TrustedHousesitters.com, MindMyHouse.com y HouseCarers.com.

hombre paseando perro en una calle urbana

 

 

2. Volunturismo

En este caso, viajas a lugares determinados para contribuir y ayudar a las comunidades locales. Puedes enseñar idiomas, construir

casas y escuelas, etc. A cambio, obtienes alojamiento.

Voluntourism.org, ProjectsAbroad.org y GlobeAware.org son plataformas de confianza que pueden orientarte correctamente si esta

te parece una buena opción.

3. Trabaja como voluntario/a en una granja orgánica

WWOOF (del inglés World Wide Opportunities on Organic Farms) es una amplia red de organizaciones sin fines de lucro en todo el mundo que te conectan a agricultores locales.

La idea es que trabajes en una granja tanto tiempo como quieras, y seas recompensado por tu trabajo con alojamiento. Esta no es solo una manera maravillosa de conocer lugares verdaderamente bellos (Argentina, Camerún y Nepal, por nombrar algunos), sino que también te presenta la oportunidad de sumergirte de pleno en la cultura local.

Y en tus días libres, puedes realizar excursiones por la zona y conocer mucho mejor a los locales

.vacas en una granja organica

4. Trabaja de forma remota mientras viajas

Sé que no siempre es posible, pero ¿por qué no plantearle a tu jefe el poder trabajar telemáticamente?

Muchos de los trabajos actuales requieren trabajo en ordenador que puede hacerse desde cualquier parte del mundo.

Tenemos la mentalidad de que si no estamos presentes y controlados, no cumpliremos.

Pero, en realidad, perdemos muchísimo más tiempo en reuniones innecesarias, charlando con compañero/as, y haciendo tareas redundantes.

Además, ¡eres una persona de 50 años+ y saben que eres responsable y meticuloso con tu trabajo!

Estés donde estés.

¿Verdad?

Incluso hay empresas como Remoteyear que organizan las labores de los trabajadores que quieren viajar.

¿Quieres probar algo nuevo?

¡Prueba a crear tu propio negocio digital!

Las opciones son infinitas desde crear un blog que pueda monetizarse, hasta convertirte en redactor digital, fotógrafo, o vender productos en internet.

5. Financia tu viaje con Airbnb

Sí, te estoy hablando de alojarte en Airbnb (aunque no siempre es la opción más asequible), pero sobre todo, te estoy hablando alquilar tu piso/casa en esta plataforma.

Si viajas a lugares en el extranjero que son más económicos que tu ciudad, como Tailandia, Cambodia, la Europa del Este, etc.

¡incluso puedes salir ganando!

Aunque lo que es cierto es que vas a tener que pagar a un agente que gestione a tus clientes mientras estás fuera, y posiblemente tengas que invertir la diferencia ganada pagándole.

6. Usa los puntos que sumas con tu tarjeta de crédito

Si utilizas tu tarjeta de crédito inteligentemente, puedes acumular cantidad de puntos que puedes destinar a tu viaje en avión.

Lo mismo sucede si intentas viajar siempre con la misma aerolínea o grupo de aerolíneas. Con el tiempo, vas a ir acumulando puntos que van a traducirse en viajes gratis o alojamiento gratis.

7. Intercambia tus habilidades por una estancia gratis.

Empieza identificando tu mejor habilidad.

¿Se te da bien la fotografía?

¿El mantenimiento de casas?

¿Pintas?

¿Cocinas?

¿Escribes?

¿Haces vídeos?

Proponle un intercambio.

¿Fotografías para su página web a cambio de una o dos noches?

¡Te sorprenderá saber lo receptivo que pueden ser los propietario/as de ciertos establecimientos, sobre todo los de menor tamaño!

 

8. Ahorra

¿Es necesario que te tomes tres cafés fuera de casa cada día?

¿O que pidas pizza a domicilio una vez por semana?

¿Tienes que coger el metro o puedes salir de casa diez minutos antes y andar?

Tres cafés cada día laboral, a un euro cada uno, son 780€ al año.

Una pizza a la semana, a 15 euros, otros 780€.

Un viaje de metro cada día son 260€ anuales.

¿Tú sabes la de viajes que puedes hacer con 1800€ más al año?

¿Quieres ir al cine?

Ves el día del Espectador.

¿Sabes si tus proveedores de telefonía, electricidad, internet, etc. te están ofreciendo los mejores precios posibles?
Analízalo porque de ahí podrías ahorrar también muchísimo dinero.

No, no te pido que te encierres en tu casa y no hagas nada más que sonar con ese viaje maravilloso.

Solo te sugiero que hagas algunos pequeños ajustes que pueden crear una diferencia muy significativa en tus finanzas a largo plazo.

Además, ¡andar en vez de coger el metro te va a venir muy bien!

Ya ves que poder, se puede.

A veces, es más difícil liberarse del peso de nuestra mentalidad, que coger la maleta y lanzarse a la aventura.

No dejes que las finanzas se interpongan en tu sueno Nomada@50.

¡Un beso!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *