¡Viajar hasta las antípodas!

¡Menudo sueño! ¿Verdad?

Pasearte por la Bahía de Sídney…

Subirte al puente…

El Jardín Botánico…

La Playa de Bondi…

Indispensables, seguro.

Pero ¿qué ocurre?

Que, como te imaginarás, estas atracciones atraen a muchísimos visitantes de todos los rincones del mundo.

¿Y si te dijese que Sídney esconde un sinfín de rincones maravillosos que como Nomad@50 estoy 100% convencida de que no vas a querer perderte?

¿Por qué?

Porque en estos espacios vas a poder respirar el aire nítido de esta espectacular ciudad (en la que vivo desde hace décadas J), convivir con la gente local, y descubrir la verdadera esencia de Sídney.

¿Te vienes?

 

10 lugares alejados de las masas en Sídney que no te puedes perder

 

El Jardín Secreto de Wendy (Wendy’s Secret Garden), Lavender Bay

 

El jardin secreto de Wendy, Sydney

 

Piérdete en este espacio exuberante y verde, de exótica vegetación y caminos serpenteantes y disfruta de las vistas maravillosas al puerto de Sídney mientras descansas en sus bancos y mesas privadas.

Atormentada por la muerte de su única hija, Wendy Whiteley, la esposa del legendario artista australiano Brett Whiteley, convirtió lo que eran unas vías abandonadas junto al famoso parque de atracciones Luna Park en este maravilloso espacio alejado de las zonas más bulliciosas y turísticas del puerto de Sídney.

Si visitas Luna Park, continúa hasta el final de las atracciones y sigue por el sendero que bordea el puerto.  Mantente atento a un pequeño túnel que representa la entrada del jardín (que no está muy bien marcada porque se trata, al fin y al cabo, ¡de un jardín secreto!).

 

Angel Place, Martin Place, Sídney CBD

 

El lugar del angel, sidney

 

El lugar del angel.

Una estrecha escalera que parte de Martin Place, en pleno centro de la ciudad, te llevará a este inédito callejón oculto.

Pocos turistas y, de hecho pocos locales, conocen la existencia de esta callejuela y de las 50 jaulas vacías que flotan sobre ella.

La exhibición  “Forgotten Songs” (canciones olvidades) alude a las aves que volaban sobre el continente australiano antes de la colonización europea y que ahora están extintas o amenazadas con peligro de extinción.

La instalación explora cómo la fauna de Sydney ha evolucionado y se ha adaptado para coexistir con una mayor urbanización, invitándonos a contemplar el pasado de la ciudad, su paisaje subyacente y los problemas de sostenibilidad asociados con un mayor desarrollo urbano.

A poca distancia, en el Barrio Chino (Chinatown) de George encontrarás “In Between Two Worlds” de Jason Wing.

Durante el día, es un callejón sin pretensiones animado por murales en la pared y en el suelo que hacen referencia a motivos chinos y aborígenes.

Por la noche, las figuras iluminadas del «espíritu» suspendidas del cielo te hablarán del viento, agua, fuego y tierra, elementos que tanto en la cultura china como en la aborigen dicen tener sus propios espíritus.

 

Centenial Parklands

 

Parque centenario, Sidney

 

A tan solo 4 km de distancia del centro de la ciudad de Sídney, descubrirás un oasis de 360 hectáreas, construídos en tierras que tradicionalmente habían estado bajo la custodia de la tribu indígena Gadigal.

Centennial Park fue inaugurado el Día de Australia el 26 de enero de 1888 para conmemorar los primeros 100 años de asentamiento europeo en Australia.

Sin embargo, el que es uno de los lugares favoritos de los residentes de Sídney para practicar deporte, este parque nos recuerda el impacto que esa colonización tuvo en los habitantes nativos del continente australiano.

El “Grand Drive” es la carretera principal circular a través del parque.

Tiene 3.8 kilómetros de longitud y fue parte del recorrido de la maratón de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Sídney. Se divide en cinco círculos concéntricos: el externa se utiliza para ciclismo o patinaje, el cuarto y más grande para la conducción de automóviles, el tercero para el estacionamiento de automóviles y para albergar los imponentes árboles maduros del parque, el segundo es un camino pavimentado para caminar y correr, y el último, es una pista de tierra para la equitación.

El parque es ahora fácilmente accesible desde George St. en el centro de la ciudad, gracias a la construcción de un nuevo sistema de transporte de tranvías que te deja a pocos metros.

Como sé que te gusta disfrutar de cierta paz y tranquilidad en tus viajes, estoy segura de que disfrutarás como loco/a tomándote un picnic en Centennial Parklands y observando cómo los locales aprovechan este bellísimo espacio.

 

Cockatoo Island

 

Vistas desde Cockatoo Island en Sidney

 

Literalmente, “la isla de la cacatúa”.

La más grande en el puerto de Sídney, antigua prisión para los desafortunados que llegaban a colonia penal australiana en el siglo XIX y astillero donde se atendía a los buques navales australianos y de otros aliados durante la Segunda Guerra Mundial.

Funcionó como un astillero hasta la los noventa, y hoy muchos de los edificios antiguos tanto de la época de los convictos como del período industrial y astillero siguen en pie.

Te va a encantar el estilo retro industrial de la isla, ¡aunque te dará la sensación de que en cualquier momento te va a aparecer un villano de James Bond escondido entre túneles y ruinas!

El trayecto hasta la isla es uno de los mejores alicientes.

Coge el ferry a Cockatoo Island desde Circular Quay y saborea las incomparables vistas de la bahía de Sídney.

Y si quieres pasar la noche en la isla, puedes alojarte en tiendas de campaña o en sencillas cabañas de madera con impresionantes vistas al puerto.

 

Foundation Park, The Rocks

 

FOundation Park, Sidney

 

Uno de los secretos mejor guardados de la muy visitada zona de The Rocks, el primer asentamiento colonial en la bahía de Sídney,

Cuando todo el mundo esté enfocado en las tiendecillas y paradas para comprar suvenirs, tú adéntrate en los callejones adoquinados de The Rocks e imagina en Foundation Park cómo vivían los primeros colonos que llegaron a estas lejanas tierras en Playfair Street.

Aquí encontraras las ruinas de 8 casas construidas en un acantilado de arenisca entre 1874 y 1878, en diferentes niveles. Eran tiempos duros y la zona de The Rocks estaba tan densamente poblada que los colones construían sus hogares en cualquier pedacito de tierra, por pequena que esta fuese, 3m x 3m, en este caso.

Los cimientos de las casas, y la parcela de tierra compacta sobre la que se destruyeron en 1940, se convirtió en un parque en 1972: Foundation Park.

Parque que muy, poca gente conoce, ni siquiera los locales.

Y que te dará un respiro mientras recorras este enclave histórico (pero muy turístico) bajo el puente de la bahía de Sídney.

 

Strickland House y Nielsen Park

 

Vistas desde el mar de Strickland House, Sidney

 

¿Eres de andar?

Me imagino que sí.

Entonces te recomiendo esta maravillosa ruta que pocos turistas conocen y que sale del propio centro de la ciudad de Sídney, de Hyde Park en concreto, y te lleva por la costa con vistas espectaculares hasta Strickland House, Nielsen Park, y si te atreves, incluso, el faro de Watson’s Bay.

Son unos 8.5 km de un recorrido con significantes desniveles, por el que atravesarás algunos de los barrios más adinerados de la ciudad con sus muchos cafés y tiendas…

Pequeños puertos con embarcaciones de lujo…

Calas y playas…

Siempre, con el fondo cambiante del puerto de Sídney y bajo el cielo azul profundo que tanto sorprende en esta ciudad.

Si has visto la película Australia, protagonizada por Nicole Kidman y Hugh Jackman, puede que reconozcas Strickland House al finalizar tu ruta ya que este imponente antiguo hospital, era la casa en la que vivían sus protagonistas.

Se trata de una propiedad de gran valor histórico pues se mantiene intacta y refleja perfectamente cómo vivían los altos oficiales cuando se construyó en 1850.

Además de la bellísima blanca estructura colonial, te encantarán sus extensos jardines, ejemplo de la frondosa vegetación que encontrarían los colonos británicos al llegar a Australia.

A pocos metros de Strickland House, tienes Nielsen Park, un encantador parque con playa propia frecuentado por las familias de los barrios del este de Sídney.

 

Barrenjoey Head Lighthouse, Palm Beach

 

Palm Beach, Sidney

 

¿Tienes tiempo?

¿Vas a descubrir la ciudad de Sídney con calma?

Entonces, vete a la estación de autobuses de Wynyard, en Kent St, en pleno centro de la ciudad, y busca uno de los autobuses amarillos de dos pisos (BLine) que te llevan a Palm Beach.

Eso sí, piensa que vas a dedicarle todo el día a esta excursión porque ya sabes…

Las distancias en Australia…

Ya sabes 🙂

Te estoy hablando de aproximadamente una hora en autobús urbano (el L90).

Pero, en una hora, recorrerás algunas de las zonas y playas más atractivas de esta vibrante ciudad.

Y al llegar a Palm Beach, tómate tu tiempo recorriendo esta encantadora península, bañándote en sus playas, y viendo a los locales disfrutar de esta privilegiada región del planeta desde cualquier de sus cafés.

En Palm Beach puedes subir también a ver el faro de Barrenjoey, una caminata de unos 30 minutos. Y si tienes suerte y visitas en temporada de ballenas, ¡puede que incluso vislumbres alguna desde la cima!

Por cierto, recuerda que para utilizar el transporte público en Sídney tienes que comprar la tarjeta Opal en cualquier 7/11.

No puedes pagar en el propio autobús.

Ah, por cierto, no, ¡el agua no gira al revés al tirar de la cadena! 🙂