El turismo representa el 8% de las emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo.

¿Lo sabías?

Lo confirmaba un estudio en 2018.

Es decir, que el turismo contamina más que el sector de la construcción mundial.

Los autores incluso creían que el turismo podría amenazar los objetivos del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático.

Los tres elementos que se revelan como principales causantes de este grave impacto son el transporte, las compras y la comida.

Entonces, ¿qué hacemos como Nomad@s50 para que nuestros viajes sean lo más sostenibles posible?

Aquí te dejo algunas recomendaciones.

Que, por cierto, evidentemente ¡son aplicables a cualquier edad!

 

40 Consejos para reducir al máximo tu impacto ambiental al viajar a los 50+

 

1.       Intenta llevar productos de belleza sólidos o en polvo con empaquetado de residuo cero, como pastillas de pasta de dientes, barras de jabón sólido, barras desodorantes o barras de champú. Son más duraderos, multifuncionales, a prueba de derrames y mucho más fáciles de pasar por la seguridad del aeropuerto.

2.       Haz tus propios artículos de aseo. Es más fácil, más barato, más divertido y puedes crear lo que quieras. Si realmente desea transportar líquidos, transpórtelos fácilmente en frascos reutilizables.

3.       Piense siempre en los posibles multiusos. El bicarbonato de sodio se puede utilizar como detergente, champú, pasta de dientes, desodorante, detergente para la ropa y más. El jabón de Castilla, es otra maravilla, que también puede utilizarse tanto para el cuidado personal como para el detergente y la limpieza.

4.       Mantente alejado del plástico y sustitúyelo por bambú. Usa un cepillo de bambú sostenible, biodegradable y no tóxico.

5.       Evita comprar productos desechables como desmaquilladores y bastoncillos de algodón, maquinillas de afeitar desechables, etc. Van a acabar todos directamente en el vertedero.

6.       Para las necesidades de afeitado: ¿Necesitas afeitarte? ¿Por qué no te dejas barba? ¡A quién no le gusta una buena barba hoy en día! Si pasas de dejártela, apuesta por maquinillas no desechables.

7.       Empaqueta solo lo esencial, como te comentaba en este artículo sobre la maleta minimalista. Llévate prendas que puedan combinarse fácilmente, colocarse en capas, usarse repetidamente y también pueden lavarse rápida y fácilmente con solo un poco de jabón, colgarse para secarse y estar limpias y listas para usar en pocas horas.

8.       No utilices secadoras de ropa: generan un desperdicio de energía tremendo, y además le sientan fatal a tu ropa. Colgar tu ropa al aire le libre le infunde iones negativos (de los buenos) en lugar de iones positivos (de los malos).

9.       Si necesitas agregar o restar prendas de vestir, compra y dónala en tiendas de segunda mano. El desperdicio de textiles es un problema mundial del que todos debemos ser más conscientes, especialmente cuando los textiles pueden reciclarse o reutilizarse.

10.   Viaja ligero/a. Es más fácil y menos pesado para tu mente y tu cuerpo. Cuanto menos espacio tengas, menor será la tentación de llenarlo.

 

40 Consejos para reducir al máximo tu impacto ambiental al viajar a los 50+

 

11.   Si puedes permitírtelo (no siempre es posible), viaje con equipaje de mano solo. Si embarcas tus maletas les pondrán una etiqueta adhesiva que no se puede reciclar.

12.   No imprimas documentos o tickets a menos que sea absolutamente necesario (casi nunca lo es). Viaja siempre con billetes electrónicos. La mayoría de las líneas aéreas, líneas de autobús, tren y metro tienen aplicaciones que te permiten comprar tus tickets en tu Smartphone.

13.   No obligues a imprimir recibos. Si te preguntan si quieres un recibo después de comprar algo, di que no. Ni quieres generar basura, ni quieres tocar ese papel tóxico cubierto en BPA cancerígeno.

14.   No compres ni lleves libros, revistas o periódicos de papel. Descárgate tu ocio en formato digital.

15.   Intenta no volar siempre que te sea posible. Si utilizas una app como Rome2Rio para investigar todas las alternativas de transporte posible por mar o tierra.

 

 

16.   Si no tienes más remedio que volar, compensa el carbono que usas en tu vuelo. Cualquier cosa que puedas hacer para reducir tu huella de carbono es un paso en la dirección correcta.

17.   Usa los auriculares de tu teléfono o tableta para conectarte al sistema de entretenimiento de la aerolínea en la que viajas durante el vuelo: no compres o usas los desechables de plástico que te proporcionan.

18.   Evita los productos de desecho del avión, incluso los mini aperitivos. Pide usar tu propio vaso, jarra o botella. No pidas hielo porque usas una taza adicional. No utilices pajitas y servilletas de un solo uso.

19.  Come en restaurantes o locales en los que sirvan en platos y cubiertos reales (no desechables de plástico), o en tu alojamiento.40 Consejos para reducir al máximo tu impacto ambiental al viajar a los 50+

 

20.   Rechaza papeles de embalaje, servilletas o recipientes adicionales.

21.   Si vas a comprar comida para llevar, intente buscar establecimientos que utilizar utensilios respetuosos con el medio ambiente o reciclables. Si un restaurante no utiliza artículos reciclables o sostenibles, coméntales amablemente que es una gran idea. Y, nunca, ¡nunca! ¡aceptes contenedores de espuma de poliestireno! Un material malvado imposible de reciclar y deshacer. Pura basura.

22.   Viaja con una cuchara/tenedor (spork del inglés spoon y fork J) o un juego de utensilios de bambú para que nunca tengas que usar desechables de plástico.

23.   Puedes usar un contenedor reutilizable para llevarte las sobras de los restaurantes o comprar en grandes cantidades en una tienda.

24.   Lleva una servilleta reutilizable o una toalla o paño absorbente pequeño que se pueda usar en lugar de servilletas o para envolver bocadillos o alimentos.

25.   Usa una botella de agua reutilizable sin plástico. Puedes llenarla en fuentes de agua potable en estaciones de transporte. Nunca compres agua embotellada.

26.   Una simple jarrita de vidrio puede ser una excelente alternativa donde beber, guardar bocadillos, alimentos, frutos secos, bebidas, artículos de tocador o para llevar las sobras a casa. Y como es resistente al calor, también puede usarse para tomar café y té calientes.

27.   Recicla y composta todo lo que puedas. Usa contenedores de reciclaje públicos o pregunta a los locales donde están las estaciones de reciclaje.

28.   Siempre usa una bolsa reutilizable para ir de compras. Alternativamente, puedes usar tu mochila o empacar un bolso de mano ligero y plegable.

29.   Compra en los mercados de productores y granjeros locales o en tiendas naturales para obtener los mejores productos de la tierra de temporada y compre alimentos a granel como nueces y cereales.

30.   Intenta comer y beber en establecimientos que se esfuerzan por obtener productos locales. Bebe cervezas locales. Apoya a los cafés que asan sus propios granos de café. ¡Local, local, local! Esa es la palabra clave.

31.   Si puedes, come vegetariano o vegano. Una dieta basada en plantas reduce significativamente tu huella de carbono.

32.   Camina lo máximo posible. Cero emisiones. Además, es bueno para ti. Y obtendrás una experiencia de viaje más auténtica y global.

33.   Las bicicletas y las bicicletas motorizadas son alternativas interesantes que también te mantienen sano.

 

40 Consejos para reducir al máximo tu impacto ambiental al viajar a los 50+

 

34.   Cuando no puedas caminar, toma el transporte público siempre que puedas.

35.   Cuando puedas, opta por hogares/apartahoteles en lugar de hoteles. En los hogares puedes reciclar, hacer compost, hacer tus propios productos, cocinar tus propias comidas y, si haces un intercambio o te comprometes a cuidar a los animales, ¡encima tienes la atención y el cariño de unas preciosas mascotas!

36.   Si decides alojarte en un hotel, infórmales de que no quieres que se te laven las toallas ni la ropa de cama todos los días.

37.   El Ecoturismo y el Ecoglamping también son interesantes alternativas que te acercarán a la naturaleza con el nivel de sofisticación que tú prefieras.

38.   Ten siempre en cuenta tu consumo. Conserva el agua. Apaga las luces. Reduce la calefacción o el aire acondicionado. Evita el lavaplatos, el microondas y la secadora de ropa. No los necesitas.

39.   No compres recuerdos. Usa tu cámara para guardar tus recuerdos. O aprende una receta local y regálasela a tus seres queridos…

40.    Gasta tu dinero en experiencias, no en objetos. ¡Son las experiencias las que te van a hacer feliz no el ir cargando con objetos de aquí para allá!

 

40 Consejos para reducir al máximo tu impacto ambiental al viajar a los 50+

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *